intolerancia alimentaria

Qué es una intolerancia alimentaria

Los expertos recomiendan seguir una dieta equilibrada en donde se incluyan piezas de frutas, de verduras, pescado y carne. Sin embargo, dependiendo de cada persona, es posible que su organismo no tolere algunos alimentos.

Esto es lo que se conoce como una intolerancia alimentaria y entre sus síntomas más habituales nos encontramos con diarrea, dolor de cabeza, dolor abdominal, problemas dérmicos, fatiga, inflamaciones varias…

El problema es que si no conocemos estos alimentos, podemos consumirlos y esto agravar drásticamente nuestra salud.

Cada persona puede tener diferentes intolerancias alimentarias. Un alimento que puede ser bueno para la salud de una persona, puede no serlo para otra.

Es por ello por lo que ante cualquier tipo de duda o síntoma anormal cuando consumimos un alimento, esto debe de ser puesto en conocimiento del facultativo para que pueda evaluar la situación.

Cómo se detecta una intolerancia alimentaria

Existen muchas pruebas para poder saber si somos intolerantes a algún tipo de alimento pero estas las debe de recomendar un dietista, un endocrino o por otro profesional relacionado.

Normalmente estos resultados se encuentran en el momento en el que una persona se decide a perder peso; sin embargo, en las pruebas se encuentran muchos detalles de nuestra salud.

La prueba que se suele realizar es de sangre; el objetivo es poder determinar de qué manera funcionan los anticuerpos del propio paciente cuando estos se exponen a diferentes situaciones. Una vez se tienen los resultados, estos se tienen que interpretar para evitar problemas de cara al futuro.

Existe alguna diferencia entre una intolerancia alimentaria y una alergia 

Cuando hablamos de una alergia, nos referimos a un tipo de patología que se produce debido a que hay un componente del alimento que reacciona con nuestro organismo. Entre sus síntomas más habituales nos encontramos con la presencia de urticaria, edemas o diarrea.

Sin embargo, una intolerancia alimentaria es mucho más complicada de poder ser detectada. Existe la posibilidad de que no se detecte en un primer momento, por lo que volveremos a consumir de nuevos los alimentos y esto pasará factura a nuestra salud de forma progresiva.

Para estar seguros, es importante que nos hagamos las pruebas cuanto antes.

Los alimentos más habituales en los que solemos desarrollar algún tipo de intolerancia es a la lactosa, a la sacarosa, trehalosa, galactosa, fructosa y al gluten.

En Absolute Beauty te ofrecemos el Test de Intoleracia Alimentaria. Se trata de un procedimiento adecuado para tratar de averiguar cuáles son los alimentos que tu cuerpo metaboliza de modo deficiente y que provocan una variada sintomatología